BUSCADOR

miércoles, 30 de octubre de 2013

¡COCINANDO CON "EL CAMINO VERDE"! - CÓMO PREPARAR LOS PANELLETS

Los panellets como tal, datan del siglo XVII, cuando se usaban como comida bendecida para compartir después de las celebraciones religiosas. Se cree que tienen su origen en el norte de Europa, donde a consecuencia del intenso frío se hacía necesario un alimento rico en calorías para soportar mejor la larga noche de difuntos, pero seguramente proceden de la repostería árabe, dada su composición a base de almendras y la influencia de la cultura árabe.


Al ser una comida muy energética (como las castañas y los boniatos que también se consumen ese día) resultaban muy útiles para comer el Día de Todos los Santos o Día de Difuntos, en los que se tocaban a muertos en las campanas de las iglesias durante toda la noche, por lo que gran parte de la población hacía vigilia.


Actualmente los panellets se han convertido en un producto muy popular que se consume en todas las clases sociales. Ya en 1807, según cuenta el Baró de Maldà, eran muy populares y se vendían en la calle.


Hoy en día los panellets se compran en las pastelerías o se hacen en casa como complemento de una fiesta para gozar en familia o amigos. También se pueden encontrar panellets más modernos donde se mezclan los ingredientes más típicos con chocolate, naranja, pistachos...


Ingredientes

- 400 gr. de almendra cruda
- 350 gr. de azúcar
- 200 gr. de patata
- Ralladura de limón
- 2 huevos
- 150 gr. de piñones
- 150 gr. de almendra picada
- Opcional (coco, chocolate, membrillo...)


Elaboración

Lavamos las patatas y las cocemos con la piel hasta que queden bien blanditas. Dejamos templar, pelamos y aplastamos con la ayuda de un tenedor. Añadimos el azúcar, la almendra molida y la ralladura de limón, mezclamos bien y a continuación añadimos los dos huevos. Seguimos mezclando hasta obtener una masa fina y homogénea. Dejamos reposar en el frigorífico unas horas tapado con film.


Cogemos un poco de masa con las manos, y vamos formando bolitas de un tamaño medio/pequeño, que pasaremos por clara de huevo e iremos pegando los piñones.


Este proceso es un poco costoso de hacer, ya que cuesta conseguir que los piñones se adhieran a la masa. No tenemos que tener miedo de toquetear bien los panellets e incluso apretar contra él los piñones para que se peguen. Cuando los tengamos, los iremos colocando en una bandeja de horno cubierta con papel de hornear, y los pincelaremos con yema de huevo.


De la misma forma que elaboramos los de piñones, podemos hacer los de almendra. También podemos hacer de coco o chocolate, y lo único que hay que hacer es añadírselo a la masa antes de darles forma. 


El último paso es darles un golpe de horno a unos 170ºC durante no más de 10 minutos. Se trata solo de dorarlos. ¡Si nos pasamos quedarán muy secos!





No hay comentarios:

Publicar un comentario

PUEDES SEGUIR TODAS LAS NOTICIAS POR E-MAIL