BUSCADOR

lunes, 1 de julio de 2013

“CRIANZA EMOCIONALMENTE SALUDABLE” - ¡MAMI, HAY UN MONSTRUO EN EL ARMARIO!

Seguramente, si eres papá o mamá, en más de una ocasión habrás oído a tu peque decirte que ve monstruos en la habitación y que alguno se esconde en su armario.


Los adultos sabemos que los monstruos no existen porque se desvanecen cuando dejamos de ser niños pero para ellos los monstruos son seres terroríficos que asuntan y mucho. Hay que tomar en serio lo que nos dicen los niños, no vale decirles que los monstruos no existen o que verlos es una tontería.


El miedo no solo no es una banalidad, es la oportunidad de aprender a enfrentarse a lo desconocido. Y, ayudar a los más pequeños a gestionar las emociones, una de las principales tareas de ser padres.  Entonces ¿qué podemos hacer cuando nuestro peque nos dice que le asusta el monstruo que ve en su habitación?  Sin duda, estar a su lado para vencer al monstruo y para ello no nos queda otra que conocerlo.


La emoción del miedo es una de las más poderosas, desarrolla la capacidad de ser prudente y ofrece la posibilidad de fomentar la valentía.  Tanto una como otra son condiciones necesarias para asentar las bases de una personalidad fuerte y sólida desde dónde crecer.  También el miedo es la emoción que permite, en los primeros meses de vida, activar la curiosidad necesaria para enfrentarnos a lo desconocido y aprender de ello.


Cuando los niños son muy pequeños para despertar la curiosidad necesitan sentirse seguros y su muñeco preferido puede ser un elemento de protección que les ayude a sentirse más tranquilos y confiados.  Cuando son más mayores para la curiosidad hará falta un plus de valentía, por ello será conveniente animarlos a que nos hablen del monstruo, de cómo es, dónde se esconde, seguro que es terriblemente feo!  Podremos juntos plantarle cara, decirle que se marche porque no nos va a poder hacer daño. Si el monstruo es muy poderoso, lo podremos dibujar para luego destruirlo.


Los niños necesitan ser escuchados y comprendidos.  Escuchar que hay un monstruo en el armario, comprender que esa visión forma parte de su proceso evolutivo nos dispondrá a actuar de la manera más oportuna ante su comportamiento y ayudarle a gestionar óptimamente la emoción del miedo. En “KASH-LUMN Family Care” acompañamos a las familias que lo precisen en ese proceso.  Todo comportamiento nos habla de una emoción, cuando podemos escucharlo y comprenderlo, dar una respuesta adecuada se convierte en una emocionante aventura.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

PUEDES SEGUIR TODAS LAS NOTICIAS POR E-MAIL