BUSCADOR

lunes, 28 de octubre de 2013

"CRIANZA EMOCIONALMENTE SALUDABLE" - CÓMO APRENDER QUE LAS COSAS SON COMO SON

Parece evidente que tarde o temprano acabamos aprendiendo a aceptar los avatares que nos depara la vida. Pensamos que los éxitos nos los merecemos por nuestros esfuerzos y las desdichas son fruto de la mala suerte o la penitencia por las malas acciones. Así, la aceptación se convierte en una emoción a la que aplicamos un proceso cognitivo que nos ayuda a sentirnos en paz.


A veces, confundimos aceptación con renuncia, resignación, conformismo… cuando la aceptación es una emoción innata que permite percibir el devenir de los acontecimientos con calma, para responder adecuadamente utilizando aquellos recursos con los que contamos. De alguna manera, podemos decir que aceptar es actuar con juicio, es darnos la oportunidad de aprender de la experiencia.  Y, actuar con juicio, aprender de la experiencia, percibir desde la calma son acciones que requieren la posibilidad de entender. Si somos capaces de atender aquello que ocurre haciendo posible que surja su verdadera naturaleza, estaremos entendiendo.


¿Qué les pasa a los niños?  En los niños la aceptación forma parte de su ser aunque precisan integrar otras emociones vinculadas a la supervivencia, como el miedo y el enfado, para poder desarrollarla adecuadamente. También será necesario que aprendan a tolerar la frustración y desarrollar la capacidad de amor para que afronten el devenir de los acontecimientos de manera consciente y saludable. Para ello, su desarrollo cognitivo tiene que ser capaz de poder anticipar, relacionar, imaginar, es decir acciones que tienen a ver con el pensamiento abstracto que en los niños no aparece hasta pasados los 8-9 años.


Pero, no por ello, hemos de renunciar a propiciar la emoción de la aceptación en los niños. Entonces ¿qué hacer para que entiendan?


Todo suceso es una oportunidad de aprendizaje, si somos capaces de transmitírselo a los niños con nuestro ejemplo, lo entenderán.


Todo hecho trae consigo una enseñanza, si somos capaces de poner palabras a esa enseñanza, lo entenderán.


Todo lo que ocurre, ocurre.  Si podemos vivirlo prestando toda nuestra atención, les ayudaremos a aprender que las cosas son como son.


Para KASH-LUMN Family Care cada niño, cada familia, cada situación es única, por ello ayudan a los padres a entender los comportamientos de los hijos como la oportunidad de aprender a crecer juntos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

PUEDES SEGUIR TODAS LAS NOTICIAS POR E-MAIL