BUSCADOR

miércoles, 17 de abril de 2013

¿CONOCÉIS "TRASTUS"?


TRASTUS: construyamos un mundo más sostenible gracias a esta plataforma online, que fomenta el consumo responsable entre los padres de niños de 0 a 12 años.


A través de sus dos páginas web, Trastus.com y Trastus Renueva, la empresa ayuda a los padres a dar salida a la ropa en buen estado que sus hijos ya no usan, a través del intercambio o la venta.


Lo hemos oído cientos de veces: “los bebés y los niños crecen muy deprisa”, pero hasta que no tenemos un hijo no somos conscientes de lo que significa “muy deprisa”. Durante el embarazo no podemos resistirnos y compramos pequeñas prendas deliciosas, con las que nos imaginamos al bebé que está a punto de llegar a nuestras vidas. Luego familiares y amigos nos hacen estupendos regalos y empezamos a acumular. Durante los primeros meses de la vida de un bebé descubres atónita ese pijama que no llegó a estrenar, o un jersey monísimo que le pusiste una sola vez porque a la siguiente las mangas ya le quedaban cortas. A medida que el niño crece, la tentación de renovar su armario sigue allí, a la vuelta de la esquina, esperando a papás, abuelos, tíos, amigos…


Y un día los padres tomamos consciencia de que no puede ser, de que no tiene sentido acumular de esta manera. Además, los tiempos no son fáciles y, cada vez más, buscamos alternativas que nos lleven a un consumo más responsable y que signifique un ahorro para nuestra maltrecha economía.


TRASTUS llega para dar respuesta a esas inquietudes, fomentando el consumo colaborativo y el intercambio entre particulares. A través de Trastus las familias pueden intercambiar la ropa en buen estado que ya no usen o poner a la venta prendas sin estrenar o prácticamente nuevas, consiguiendo un importante ahorro en ambos casos.



Una apuesta por el intercambio y el consumo colaborativo

Trastus.com fue la primera en llegar. Se trata de una comunidad online de intercambio de ropa infantil y de premamá de segunda mano. En ella los padres y madres pueden ofrecer la ropa que sus hijos ya no utilizan y, a su vez, adquirir ropa de segunda mano en la talla que necesiten a medida que crecen, siempre en muy buen estado y únicamente por el coste del transporte y la gestión.

El mecanismo es muy sencillo y la plataforma fácil e intuitiva: lo primero que debemos hacer es registrarnos, a continuación solicitaremos las cajas especialmente diseñadas para el intercambio, que siempre deben ser las proporcionadas por Trastus. En su web hay varios vídeos tutoriales en los que se enseña a montar las cajas y a doblar la ropa de manera que quepan el mayor número de prendas, así como definiendo qué prendas son aptas para el intercambio y cuáles no. Si todos los usuarios siguen las mismas pautas nos aseguramos de que el valor de las cajas y el número de prendas sea equitativo.

Una vez montada la caja con el contenido que deseamos ofrecer, debemos fotografiarla y, a poder ser, las prendas, así como enumerar y describir el contenido,  de manera que los otros usuarios tengan el máximo de información sobre lo que van a recibir. Una vez el usuario ha creado las cajas, el equipo de Trastus verifica que todo esté correcto y la publican en la web.


Para los usuarios con menos tiempo, han creado el servicio de caja certificada: lo único que hay que hacer es solicitarla y mandarla a Trastus con las prendas que se desee intercambiar. Ellos se encargarán de verificar que todo esté en perfecto estado, realizaran las fotos y subirán la caja al perfil del usuario con el distintivo de caja certificada, lo que incrementa su valor.








Y a partir de aquí, ¡ya se puede empezar con el intercambio! Navegando por Trastus.com encontramos muchas cajas con gran variedad de producto, clasificado por sexo y temporada, solo falta elegir la que más nos guste para nuestros peques.

La comunidad intercambia ropa desde recién nacido hasta los 12 años, así como premamá, ropa de cuna o moisés, toallas de bebé o ropa de deporte. Todos los productos deben estar en muy buen estado y en una caja caben aproximadamente entre 10 y 15 prendas, incluso 20 en el caso de las tallas más pequeñas. Las prendas deben estar agrupadas por talla, género y temporada, de manera que el contenido le sirva a un solo niño.

Una propuesta muy interesante para las familias de hoy en día, ya que supone un gran ahorro y además conecta con las inquietudes de los padres actuales por un consumo más responsable.



Os adjuntamos un vídeo  en el que se explica la mecánica: 




Venta en consigna para obtener ingresos extras y comprar ropa nueva al mejor precio

La segunda página de Trastus se creó para responder a las necesidades de los padres que están interesados en sacarle un rendimiento económico a prendas nuevas o prácticamente nuevas de sus hijos. Trastus renueva ofrece la posibilidad de que los padres que lo deseen obtengan unos ingresos extras con la venta de esas prendas y de que otros padres puedan comprar ropa nueva con un descuento de aproximadamente un 70%.


En este caso el funcionamiento es distinto: el usuario solicita una bolsa que Trastus le envía gratis. Debe poner en la bolsa la ropa que desea vender, rellenar el contrato de consigna y avisar para la recogida de la misma.
Una vez la ropa llega a Trastus Renueva ellos  se encargan de hacer la selección, fotografiarla y ponerla a la venta, repartiendo los beneficios entre la empresa y el usuario.




El tiempo de consigna de la ropa es de tres meses. Una vez ha finalizado este periodo, en caso de que la ropa no se haya vendido el usuario tiene la opción de utilizar la web Trastus.com y ofrecerla para el intercambio, que la ropa le  sea devuelta o bien que sea donada para beneficencia.

Con estos servicios, Trastus quiere cubrir todas las necesidades que los padres puedan tener, alargando la vida de la ropa de sus hijos de una manera fácil, económica y sostenible.








1 comentario:

  1. Artículo muy interesante y más en ésta época de crisis.

    M.Carmen

    ResponderEliminar

PUEDES SEGUIR TODAS LAS NOTICIAS POR E-MAIL