BUSCADOR

lunes, 2 de marzo de 2015

VITAMINAS Y MINERALES PARA EL BUEN HUMOR


La falta de algunos nutrientes como son las vitaminas y los minerales en tu dieta diaria, pueden provocarte desequilibrio emocional y mal humor. Descubre en este artículo cómo consumir alimentos nutritivos puede ayudarte a sentirte mejor.


En ocasiones el trajín de la vida diaria se vuelve un tanto alocado impidiendo que se desarrollen actividades tan esenciales como descansar y alimentarse correctamente.


Un error muy grande que ojalá no cometas, es alimentarse de forma rápida y sin prestar demasiada atención a lo que se ingiere. Ya que con el transcurso del tiempo este mal hábito puede convertirse en fuente de diferentes dolencias.


La deficiencia de niveles adecuados de vitaminas y minerales en la alimentación diaria puede ocasionar problemas neurológicos y psíquicos de diversa gravedad.


Por ejemplo, la deficiencia de magnesio y fósforo es la causante en gran medida de trastornos de ansiedad de excesiva irritabilidad.


¿Quieres saber cuáles son las vitaminas que ayudan a tener un mejor humor?

La tiamina o vitamina B1: su carencia afecta directamente a la serotonina, el compuesto químico segregado por las neuronas, encargado de regular el sueño, la angustia, la ansiedad, el miedo y la agresividad entre otras cosas.


Esta vitamina abunda en el pan integral, los pistachos, la avena, las legumbres y las nueces.

La piridoxina o vitamina B6: cumple con la función de ayudar a transformar el azúcar almacenado en glucosa, el principal alimento del cerebro. Su deficiencia favorece el desarrollo de síntomas como la irritabilidad y el desánimo. 


Se encuentra en altos porcentajes en las nueces, el arroz integral, los brotes de soja, las lentejas, las avellanas y el pan integral.


La vitamina B9 o ácido fólico: tiene una relación directa con los trastornos emocionales. Su deficiencia es causa de irritabilidad exagerada y alteraciones en el sueño. Está presente en los garbanzos, almendras, arroz integral y naranjas.


Vitamina B3: se la vincula al padecimiento de altibajos emocionales, confusión mental y todo tipo de desequilibrio nervioso. Abunda en el pan integral, los frutos secos, las legumbres y la pasta.


La cobalamina o vitamina B12: su déficit se relaciona con la mala memoria, la disminución del raciocinio y los altibajos de ánimo. Los huevos y los productos lácteos la poseen en gran medida.


Vitamina C: es imprescindible para el buen funcionamiento del cerebro. Posee propiedades antioxidantes y es necesaria para la síntesis de la hormona noradrenalina. Esta hormona es la encargada de regular los niveles de estrés en el organismo.


Vitamina E: protege a las neuronas de la acción de los radicales libres, previniendo y revirtiendo el deterioro del cerebro. Esta vitamina abunda en el germen de trigo, el aceite de oliva extra virgen y los frutos secos.


Betacaroteno o provitamina A: es un poderoso antioxidante. Se encuentra presente en gran medida en las frutas y verduras de color amarillo o naranja.


Minerales que favorecen el buen humor

El zinc: su deficiencia puede conducir a estados depresivos o de muy baja tolerancia al estrés. Los alimentos ricos en este mineral son las ostras, las semillas de calabaza, las carnes, los pescados y los frutos secos.


El magnesio: es fundamental para el buen funcionamiento del sistema nervioso y para que el cerebro obtenga energía a partir de los hidratos de carbono. Otra función que cumple es la de reducir en forma notoria la tensión física y emocional. Tienen gran contenido de ella los cereales integrales, las nueces y las verduras de hoja verde.


El hierro: su carencia está relacionada con el sufrimiento de trastornos emocionales y de relación social. Ocasiona síntomas de fatiga, desconcentración, cambios bruscos del comportamiento, irritabilidad, desinterés y trastornos en el sueño. Abunda en las frutas secas, las lentejas, las remolachas, el pan integral, el germen de trigo y las verduras de hoja verde oscuro.


El selenio: es muy eficaz luchando contra los radicales libres. Así mismo estimula el funcionamiento del sistema inmunológico y mejora la circulación. Está presente en los repollos, el apio, los hongos, los pepinos, las cebollas, los ajos y los cereales integrales.


El fósforo: es un mineral imprescindible para la trasmisión normal de los impulsos nerviosos. Los huevos, los productos lácteos, las nueces, alubias y cereales lo contienen en grandes cantidades.


Si quieres gozar siempre de buen humor, intenta mantener una dieta equilibrada y rica en alimentos nutritivos.









No hay comentarios:

Publicar un comentario

PUEDES SEGUIR TODAS LAS NOTICIAS POR E-MAIL