BUSCADOR

martes, 27 de mayo de 2014

COPOS DE AVENA PARA UN BUEN RENDIMIENTO


Tomados simplemente con leches vegetales o en un batido con frutas, antes o después del entrenamiento: independientemente de cómo y cuándo se consuman los copos de avena, son un alimento que no puede faltar en la dieta de un deportista.


La avena es uno de los cereales que más proteínas contiene, razón por la cual durante muchos años se ha empleado para la alimentación animal, para dotar a los animales de trabajo de músculos muy potentes que pudieran permitirles hacer grandes esfuerzos.


Sin embargo, la avena es igualmente adecuada para el consumo humano y las personas que practican deportes, pueden beneficiarse de este aporte extra de proteínas de origen vegetal ya que contiene 7 aminoácidos esenciales para el organismo.


Antes del entrenamiento, sus propiedades contribuirán a facilitar el esfuerzo.


Los copos de avena son muy ricos en hidratos de carbono de absorción lenta. Esto lo conviene en un alimento ideal pre-entrenamiento, ya que permite liberar de forma constante los nutrientes a lo largo de todo el esfuerzo físico, manteniendo los niveles de azúcar en sangre constantes. La gran cantidad de fibra soluble que contiene este cereal, lo convierte en un alimento de bajo índice glucémico.


Este hecho, unido a su riqueza en vitaminas del grupo B (especialmente B5 y B1) que intervienen en el metabolismo de los hidratos de carbono y por tanto permiten obtener energía de éstos, contribuye a mejorar el rendimiento en el momento de entrenar o competir.


Su gran digestibilidad es también muy conveniente ya que evitará molestias gástricas durante el entrenamiento o la competición.


Los copos de avena son ricos en potasio, mineral esencial para mantener el equilibrio electrolítico en el organismo que puede verse alterado por el sudor que se produce durante el esfuerzo. Contiene además Calcio, Magnesio (mineral que ayuda al Calcio a fijarse a los huesos) y Fósforo, todos ellos minerales fundamentales para que el sistema neuromuscular funcione a pleno rendimiento.


Después del entrenamiento, su riqueza en proteínas, minerales y oligoelementos son de gran ayuda para la recuperación.


Las proteínas contenidas en los copos de avena pueden contribuir a acelerar la construcción de los tejidos musculares, por lo que el proceso de recuperación será más rápido.


Si se consume junto con frutas (en batidos, por ejemplo), se potencia la acción de los fitoquímicos de la avena que actúan como antioxidantes.


Los minerales y oligoelementos que contiene, ayudan a reponer los que se han perdido con la sudoración: Potasio, Sodio, Fósforo, Calcio, Magnesio, Hierro o Zinc.


¿Cómo consumir los copos de avena?

Pueden cocerse en bebidas vegetales (arroz, avena, soja, almendra, etc.) o en caldos vegetales.


Pueden consumirse remojados durante unas horas en leches vegetales, zumos, etc. Por ejemplo, si se quieren emplear como desayuno, es una buena opción dejarlos remojando en el frigorífico la noche anterior.


También pueden añadirse (remojados o no) a yogures.


Se pueden elaborar ricas barritas energéticas si se combinan con sirope de agave, frutos secos y frutas desecadas.


Los copos de avena remojados pueden añadirse a los batidos junto con frutas y alguna bebida vegetal.









No hay comentarios:

Publicar un comentario

PUEDES SEGUIR TODAS LAS NOTICIAS POR E-MAIL