BUSCADOR

lunes, 7 de julio de 2014

DERMALIFT, POR UN ROSTRO MÁS JOVEN


Pocos conocen todavía los beneficios de la dermacéutica y su serie de productos activos, cuyo efecto lifting sobre la piel es indudable, sin necesidad de cirugía.


Además de rejuvenecer y reparar la piel del rostro, el tratamiento dermalift que propone el centro de estética y belleza Boris y Saky, actúa como si de una plataforma vibratoria se tratara, estimulando la epidermis y haciendo posible el transporte de agentes activos hasta las capas más profundas, todo ello en una sesión placentera y muy agradable.




Gracias a este tratamiento, conseguiremos un rostro “esponjoso y relleno”, un verdadero lifting que además aportará luminosidad a tu piel, un freno al envejecimiento, y una despedida real a las arrugas. Su duración es de 90 minutos (se recomienda seguir el programa de seis semanas para un resultado mayor y más efectivo).


Protocolo

Primero preparan la piel con una suave exfoliación a base de micro-partículas de última generación para una limpieza en profundidad.


Con el tratamiento de gimnasia con micro-puntas, se producirán pequeñas estimulaciones en el rostro para abrir las capas de nuestra piel, todo ello mediante un blíster exclusivo, unipersonal y desechable.


A la vez que estas puntas abren micro-canales en la piel, para proceder a la penetración de los diferentes sueros de tecnología japonesa, están altamente concentrados en activos (principalmente ácido hialurónico) y con el tamaño molecular correcto para ser infiltrados de forma fácil, rápida, precisa y en mayor cantidad que con cualquier otro sistema, como pueda ser la mesoterapia.


Finalizarán con una mascarilla de gel de agua, que nutrirá y lo más importante, aportará un efecto tensor a la piel, duradero en el tiempo.


¿Dónde? Boris y Saky (Avenida de América). Calle Clara del Rey, 11 - Madrid





No hay comentarios:

Publicar un comentario

PUEDES SEGUIR TODAS LAS NOTICIAS POR E-MAIL