BUSCADOR

lunes, 19 de enero de 2015

"LE PETIT COMPANY" - EJEMPLO DE UNA EXITOSA GESTIÓN EMPRENDEDORA EN EL SECTOR E-COMMERCE


El proyecto de Belén Marsá equilibra el mundo de las tiendas online apostando por un modelo de negocio que ha ido creciendo de manera progresiva ofreciendo un servicio al cliente completo y personalizado.


Belén Marsá, licenciada en Publicidad y RR.PP., encontró su vocación tras una primera experiencia profesional en el mundo de la venta online y supo entonces que se dedicaría en cuerpo y alma a un sector que hoy en día ya conocemos como e-commerce. Fue después de formar parte del equipo de Acción Media Publicidad como Ejecutiva de Cuentas y trabajar en Domestika como Gestora de Proyectos Web y Contenidos cuando surgió la idea de poner en marcha un nuevo proyecto propio.




Hace tres años, Belén Marsá fundó Le Petit Company tras observar que en el ámbito de las tiendas online infantiles había dos tendencias muy marcadas: ropa muy moderna o súper clásica. Así, para dar equilibrio creó Le Petit Company, una eshop especializada en ropa y calzado infantil que cuenta con una selección de marcas cuyas propuestas abarcan las últimas tendencias pero también incluye prendas más atemporales.


Y es que para Belén Marsá la moda infantil cambia relativamente poco en cuanto diseño se refiere, pero “el mercado online sí que ha evolucionado, ya que ha aumentado la confianza en este tipo de consumo, poco a poco se han dado cuenta de que es una forma segura de comprar, además de cómoda”.


Sin prisa pero sin pausa y de la mano de esta emprendedora, Le Petit Company ha conseguido destacar y cautivar a los consumidores más exigentes de la red “con una buena gestión y empezando muy despacito para tener claro que es lo que necesitan y quieren nuestros clientes”. Para Belén Marsá, Le Petit Company ha llegado para quedarse “tras mucho esfuerzo económico, físico y mental, y habiendo superado las numerosas trabas que desgraciadamente ponen en nuestro país a la hora de crear una empresa, no lo ponen nada fácil pero merece la pena cuando vas viendo los resultados”.


Lo que diferencia a Le Petit Company del resto de tiendas online infantiles es el trato absolutamente personalizado que se ofrece a los clientes, tanto para elegir un look como para dar ideas de un regalo perfecto. La eshop de Belén Marsá responde a las consultas de los usuarios realizándoles un cuestionario con el que consiguen ajustarse a los deseos del cliente en cuestión y así poder proponerles varias alternativas. En palabras de Belén Marsá “es un lugar para vestir de ilusiones a nuestros más pequeños”.


El perfil de consumidor que se identifica claramente con Le Petit Company es el de madre trabajadora con poco tiempo libre pero que le gusta llevar a sus hijos impecables, sabe lo que quiere y qué marcas quiere y, como apunta Belén Marsá “yo se lo llevo a casa”. No obstante, se atisba otro tipo de cliente que se corresponde con padres a los que cada vez les importa más llevar a sus niños a la última, “además de tías, abuelas o amigas de madres que quieren hacer algún regalo”.




De este modo, Belén Marsá ha encontrado en la venta online una oportunidad de innovación para continuar apostando por el sector textil español y más concretamente por la moda infantil. Con su amplio escaparate y sus exclusivas marcas que se renuevan periódicamente, Le Petit Company ofrece un servicio al cliente completo, personalizado y al mejor precio a través de un sencillo y rápido proceso de compra online.


Además, Belén Marsá no quiere parar aquí, sino que sus miras de futuro van más allá de nuestras fronteras. Actualmente la tienda online ya manda sus productos a cualquier punto de la Unión Europea y su propietaria tiene como objetivo a largo plazo llevar Le Petit Company a otros países de este y otro lado del charco.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

PUEDES SEGUIR TODAS LAS NOTICIAS POR E-MAIL