BUSCADOR

lunes, 9 de febrero de 2015

REMEDIOS NATURALES PARA CALMAR LA ANSIEDAD TRAS DEJAR DE FUMAR


Dejar de fumar puede convertirse en una tarea titánica que no todas las personas son capaces de cumplir, pues muchos al primer ataque de ansiedad vuelven a retomar el vicio.


En esta ocasión os contamos cuáles son algunos de los mejores remedios naturales para calmar la ansiedad después de dejar de fumar, para que los pongas en práctica y abandones, de una vez por todas, ese vicio tan perjudicial para la salud. 


1. Ejercítate

Diversos estudios aseguran que realizar ejercicios puede aliviar el estrés de manera considerable. Esto además contribuirá a impulsar al cerebro los químicos asociados al bienestar. Procura que sea algo que realmente te guste hacer, como caminar, nadar o andar en bicicleta. Es importante mencionar que debes realizar la cantidad de ejercicio en la medida que tu cuerpo lo soporte, sin excederte. 


2. Realiza ejercicios de relajación

Muchos ejercicios de relajación ayudan a aquellas personas que dejaron de fumar a evitar la ansiedad y el estrés. Puedes probar el yoga, la relajación progresiva o diversos métodos de meditación. Además, podrás realizar ejercicios de respiración cuando sientas que la ansiedad te ataca y deseas fumar con desesperación. Respira por la nariz lentamente e inhala mientras mantienes el aire en tus pulmones durante 2 o 3 segundos. Exhala lentamente durante unos 7 segundos hasta eliminar el aire completamente. 


3. Toma un baño caliente

Sentir el deseo de fumar es algo inevitable, sobre todo en aquellas personas que recientemente han dejado de hacerlo. Tomar un baño caliente te ayudará a mantener la mente enfocada en el pensamiento de dejar el cigarrillo y no sucumbir a la tentación.


4. Remplaza el cigarrillo

Cuando sientas el deseo de fumar, come un dulce sin azúcar o una fruta. Todo dependerá de tu mente, pero si lo necesitas, reemplázalo por algún alimento sano.


5. Sé consciente de tu ansiedad

Según diversos estudios, el síndrome de abstinencia causado por la falta de nicotina, puede aumentar la ansiedad y fomentar la depresión. Esto puede ser causa de volver a retomar el vicio. Para evitar esto, cuando dejas de fumar debes tener presente que estos ataques de ansiedad serán regulares hasta que tu cuerpo se deshaga de la nicotina y de todos los químicos que producen la adicción. 


Como habrás notado, puedes hacer muchas cosas para evitar los ataques de ansiedad producidos por el abandono del cigarrillo. Si has dejado de fumar, seguramente me comprenderás; y si aún no lo has hecho, es una excelente idea comenzar hoy mismo con el proceso de dejar el cigarrillo y lograr una vida mucho más sana.









No hay comentarios:

Publicar un comentario

PUEDES SEGUIR TODAS LAS NOTICIAS POR E-MAIL